Stranger Things se parece mucho a esta caricatura.

Stranger Things es la serie del verano en Netflix.

Stranger Things me encantó, sobretodo por el tratamiento único que hace de todas las referencias ochenteras obvias en que se inspira.

Nací en 1978 y por tanto comparto generación con Star Wars, Indiana Jones, Goonies, Carrie, Stand by me, It, E.T., Alien y demás referencias obvias que podemos encontrar en la serie de los hermanos Duffer, y que ha sido la sensación del verano en Netflix.

Sin embargo, hay una película que amo, y que tiene muchos elementos presentes en Stranger things, pero que nadie ha mencionado.

Igual transcurre en un pueblito típico de Estados Unidos, donde los niños andan en bicicleta por todos lados, y donde la paranoia anticomunista hace que el gobierno esté metido en la vida civil de manera velada.

¡Por supuesto, me refiero a The Iron Giant (Brad Bird, 1999)!

En esta película, comienzan a pasar cosas extrañas, muchos pobladores reportan haber visto a una criatura deambulando por ahí, mientras un niño de once años entabla amistad con alguien diferente y salido de la nada, que apenas puede repetir un par de palabras pero que esconde un gran poder, y a quien ayuda escondiéndolo de los militares.

El Gigante de Hierro con Hogarth.
EL Gigante de Hierro es un peliculón de Brad Bird (Los Simpson, Los Increíbles, Ratatouille) a la que en mi opinión Stranger Things le debe mucho.

Del mismo modo, un agente encubierto se infiltra en esta comunidad para encontrar información sobre el amigo de este niño, y sobre la posible amenaza que se cierne sobre el pueblo. Al igual que Eleven y el Demogorgon, la criatura y el amigo del niño son partes del mismo fenómeno.

El Gigante, es el Demogorgon (de origen desconocido, pero definitivamente viene de otro mundo) pero también es Once, sólo que en lugar de comer Eggos, come chatarra  de metal. Hogarth Hughes es como un Mike Wheeler sin compinches, pero igyal proclive a ser víctima de los bullies. Hasta sale una central de energía eléctrica relacionada con el monstruo.

Dean, el adulto beatnik y alivianado que toma Espresso (coffezilla), es una mezcla entre Jim Hopper, y Dustin.

La ñoñez y los cómics están presentes en ambas, y el rol que juega Dungeons and Dragons en Stranger things, me parece lo tiene Superman con El Gigante de Hierro.

Y aunque los hechos transcurren entre 25 y 30 años antes, la guerra fría y la paranoia anticomunista hacen acto de presencia.

No quiero rebuscar más detalles, pero el caso es que no puedo evitar notar que tienen mucho parecido y que nadie más manifiesta haberlo notado.

¿Qué opinas? ¿Tengo razón o nada que ver? Comenta.

Leave a Reply